lunes, 14 de agosto de 2017

Lovers Vs Haters

Lovers vs haters
Dice Sabines: Los amorosos buscan,
los amorosos son los que abandonan,
son los que cambian, los que olvidan.
Los amorosos
viven al día, no pueden hacer más, no saben.
Siempre se están yendo,
siempre, hacia alguna parte.
Así más allá de la poesía el mundo cibernético se va construyendo cada vez más en torno a 2 polos, los que aman o los que odian todo, como las leyes herméticas lo dicen ambos parte de la misma fuerza creadora pero con una elección de dónde colocan su energía.
A través de la vida he conocido muchos haters reales, gente, que como se dice comúnmente ningún chile les embona, nada les gusta, todo les incomoda y siempre hay algo de que o de quien quejarse.
Los haters reales, por lo menos dan la cara y sí son hipócritas, siempre terminan por ser descubiertos o descubrirse, en el caso de las redes, el anonimato, la globalización y las empresas que crean usuarios fantasmas o la duplicación de cuentas crea una ola de confusión y de contagio que poco o nada abona a mantener el sentido común, la objetividad y la veracidad.
Los haters muchas opinan sobre temas o realidades que desconocen, muchas veces solo tienen como base fuentes informales, rumores o verdades parciales-
Temas como Venezuela, las manifestaciones de odio en Virginia o Korea del Norte encabezan a nivel global este espíritu de odio, mientras los amadores se concentran sobre todo en los aspectos ludicos de la vida, a veces con ese mismo desconocimiento naif que nos hace poner me gusta a todo y a todos.
En México los recientes casos de Rafa Márquez y de Julion Alvarez ponen servida la controversia acerca de este mundo de haters, que linchan públicamente, sin sumario, y sin conocer la realidad en base a un breve y escueto comunicado oficial.
Ahora cada vez resulta más fácil pasar de mostrar desagrado a insultar, ofender, injuriar o calumniar por un tercero que bajo la mirada ánonima, y responde muchas veces a una vida carente, frustrada, los odiadores son producto de su propia verguenza y odio a si mismos.
Los políticos, los gobiernos, los artistas, los deportistas y las víctimas de cualquier percance suelen ser los más odiados, por ejemplo hace unos días veía el anuncio de una chica desaparecida cuyo perfil incluía que tenía un tatuaje y un piercing y un fulano se refería a la chica por su apariencia de meretriz, por decirlo suavamente, que seguro se había ido de fiesta y etc. etc. en tenor misogino y machista.
Y es que las mujeres resultan ser las más odiadas, ya sea entre las mismas mujeres y hombres, lo mismo ocurre en el caso de los miembros de la comunidad LGTB o de las religiones, especialmente las minoritarias, el caso de la raza es también de los que encabeza los ejércitos de odiadores.
La pregunta es, Conoces realmente aquello que criticas, insultas o injurias? el odiar es un reflejo de como te sientes hoy o en realidad es el objeto odiable? no te parece una perdida de tiempo dedicar a joder a otro u otros por una red social? piensalo.

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails
Se ha producido un error en este gadget.