lunes, 12 de junio de 2017

Qué hacen los cuarentones?

Qué hacen los cuarentones?
Ahora que ingresado a está década y por todo lo alto, me estoy preguntando qué hacen los cuarentones?
Me gusta un videoblogger capitalino Salvador Nuñez Tones, porque va de los tones, aunque debo decir que en la Ciudad de México hay más opciones que en provincia para este segmento en aumento de la población.
México es un país joven, pero no por mucho tiempo, es decir, la pirámide poblacional comienza a invertirse y aunque ahora el grueso de la población oscila entre los 20 y 40 años esa tendencia se ira revirtiendo en los próximos 20 años, mientras tanto los que ya pasamos los 40 nos encontramos en una era de incertidumbres en muchos ámbitos.
Ayer con M conversaba acerca de pareciera que no hay lugar, ni lugares para los adultos contemporáneos en México, en parte porque mucha gente supone que a cierta edad hacer algunas cosas resulta "rídiculo" la dicho "De joven cierquero/a de viejo payaso/a" ilustra el como atreverse o aferrarse a la juventud puede ser duramente censurado en nuestra sociedad.
Quién escribe ese código de comportamiento o buen gusto acerca de las cosas que se hacen a los 40´s?
De pronto ayer, estábamos en una pool party, dónde por cierto lo pase agusto, rodeado de de gente entre los 16 y los 25 en su mayoría, y salvo unos cuantos mayores a esa edad, uno se pregunta: Qué hacen los cuarentones? dónde se meten, porque han vuelto al closet.
Al parecer, la gente desaparece, se esconde, se refugia o le muere esa vena de gozó y disfrute por la vida.
Las mujeres heterosexuales de más de 40 sin están casadas o son madres, abuelas, se rigen por los designios de sus maridos, o por sus inseguridades, como voy a salir a bailar sí me veo gorda me decía una, otra que después de las 10 de la noche una mujer de más de 40 no debe salir excepto con el marido o la familia a compromisos familiares, bodas, XV o graduaciones, nada de ponerse minifalda o escotes pronunciados o la van a ver mal, las solteras son vistas como artículos que no se vendieron, que viven para sus perros o gatos, siendo la tía cuidadora de los sobrinos, de los padres o dedicadas a labores religiosas, sobre todo en los pueblos, pareciera que no tienen derecho a salir o divertirse.
Los hombres heterosexuales de más de 40 suelen estar cansados, agobiados del trabajo, con una relativa libertad para salir y divertirse con sus compadres, compañeros de trabajo, o algún affair, pero sujetos a un corto margen económico, pues los que llevan el peso de la economía en su casa poco les queda, y los que su mujer lleva la carga no está por financiarles sus salidas, los hombres solteros pasados de 40 tampoco son los más animosos, prefieren el futbol, los fiestas en petit comité, los tables o similares o viven con sus madres ejerciendo muchas veces de de pater de familia.
En la diversidad del espectro lgtb más anexas pasa un poco lo mismo, las mujeres se abstraen del mundillo de la fiesta y suelen preferir actividades culturales, de juego o deportivas, pero sobre todo familiares, mientras los hombres suelen tener más salidas con amigos, dates sexuales o intentando contrarrestar el paso del tiempo en el gym o el deporte, otros workolic a falta de amor u afectos y unos más en pareja, pero creo que en todos, hombres, mujeres, lgtb más anexas la década de los 40´s y me atrevería decir de los 50´s existe un gran desencanto, un vivir para algo o alguien más y dónde la energía ludica del baile, de cantar, de reír, de viajar, de conocer, aprender y aventurarse a experimentar y a lo desconocido parece desaparecer, eso que en la juventud nos daba pasión vital pareciera estar en el ocaso.
Algunos hombres y mujeres descubren ya en la tercera edad, con sabiduría y franca disposición el encontrar un verano interior, como narra ahora Isabel Allende o Vergas Llosa al ilusionarse con nuevas parejas, a veces una enfermedad grave, una perdida, o la conciencia de no ser eterno nos despierta y sobre todo alerta de que hay solo una vida y hay que vivirla full, no les ha pasado que leen alguna nota de mujer de 90 años se gradúa de la universidad, u hombre mayor de 80 esta viajando alrededor del mundo, pareciera que esos pocos espíritus libres que se atreven a hacer cosas extraordinarias son vistos por muchos con curiosidad y admiración y por sus familias muchas veces por locos deschabetados.
En lo personal creo que hay un enorme vacío de lugares y actividades, y muchos roles heredados absurdos, muchos prejuicios, sobre todo en el caso de las mujeres, solteras o casadas, un culto a la terna juventud y fortaleza en el caso de los hombres homosexuales, con absurdas sobrexigencias, y una reducción de alegría y fe en el futuro de los hombres heterosexuales que ven mermada su fuerza, su vigor sexual y sus percepciones económicas.
Qué hacen los cuarentones?
Sigo preguntadomelo, pero además me resisto a creer que por imposición cultural, más que por verdadera decisión debamos dejar de hacer todas aquellas cosas que nos gustan, enamoran, o nos hacen ser nosotros mismos, cuidar de los padres, hijos, esposas debería ser un deseo del corazón y no la única vía para dar sentido a nuestra existencia.
De momento yo me declaro atípico, irreverente, fuera de toda etiqueta y dispuesto a ser un sibarita, disfrutarlo todo en la medida de lo que se puede, cuidando de la familia y los afectos, pero sin olvidar la unicidad, mi propio ser, mi jardín interior que quiero mantener en verano, tal vez unos dirán que es ser chiquirruco o chavoruco, pero ser joven es una actitud, y aunque suena a cliché, uno está obligado a quererse, a multiplicar sus talentos y llenarse de imágenes, sabores y experiencias sin joder al otro, está padre vivir para servir, pero también para servirse, para autoamarse, soltar tabús, experimentar, aprender, soltar amarras y convertirse en la mejor versión de uno mismo, yo estoy por la 4.0 ahora.
Salud y Suerte.

1 comentario:

  1. Álvaro, que deleite volver a leerte. Es un gran tema este el que propones, pues ciertamente al pasar la línea de los 40 (y no se diga de los 50), los convencionalismos y clichés "dictan" que ya no puedes seguir haciendo actividades que hacías antes de pasar esa línea, y tal vez en forma inconsciente, muchos obedecen ese dictado. Yo al igual que tú me niego a seguir esas etiquetas en forma general, yo sigo estudiando, me subo al techo si hay que reparar algo (nunca me pregunto si puedo o no), ando en bicicleta, me divierto cuando puedo. Creo que lo único con lo que estoy de acuerdo es en cuanto a la forma de vestir: pienso que para cada edad hay una moda, un cuarentón o cincuentón no se ve bien vistiéndose como veinteañero, pero esto no quiere decir que se tenga que vestir como octogenario, moda hay para todos. A veces, cuidar de los padres no se hace por seguir una tradición que nos auto-impongamos o nos impongan los demás, es simplemente porque, al ir avanzando en la vida (padres e hijos), no queda de otra, no se puede abandonar a quienes lo dieron todo por nosotros. Y en cuanto a las sobre-exigencias del ambiente gay, es muy cierto y muy triste que, al no cumplir con estándares como cuerpo de gym y apariencia juvenil, poco a poco te haces invisible. Los "tones" tenemos que salir, ser más visibles. Ciertamente, muy buen tema el que propones aquí, saludos.

    ResponderEliminar

deja tus oraciones y plegarias

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails
Se ha producido un error en este gadget.