miércoles, 17 de mayo de 2017

Amar por los dos

Amar por los dos.
El mundo se rebosa de esperanza cuando de vez en cuando gana la belleza, la emoción, el amor y la sencillez.
Luego de que Macron ganará en Francia el viejo continente, y el mundo parece ver la luz luego de un par de años de miedo, odio, incertidumbre y banalidad, así, este año en Eurovision el ganador es Salvador Sobral, un verdadero Salvador de un festival de la canción.
EUROVISION, es el programa más visto del mundo, 500 millones de personas, más que un super bowl, o una final de futbol.
A diferencia de la extinta OTI, en Europa el festival evolucionó, dio tumbos y en los últimos años se convirtió en un concurso de tecnología de punta y puestas en escena cada vez más complejas.
Portugal que volvió a la competición lo hizo con una melodía clásica, intima, con un cantante hipsteroso, sutil, entrenado en el jazz y el fado y que tocó los corazones de millones de televidentes y de jurados técnicos.
Las grandes favoritas cayeron, así Israel y su Ricky Martin quedó fuera. ITALIA favorita perdió la magia que en youtube alcanzó y Suecia, Moldavia, Bélgica, Rumania y Hungría destacaron y Bulgaria con un chico de tan solo 17 años queda segunda.
ESPAÑA de verguenza, Reino Unido y Francia bien, Alemania pésima y el big five salvo Italia hundido.
EL TRIUNFO de la belleza, la luz y un amor para los dos que se multiplica al infinito.

1 comentario:

  1. Hola, Álvaro. De acuerdísimo con tu análisis. Y cierto que el triunfo de Salvador ha sido una auténtica sacudida para un festival que estaba dominado por lo banal y lo superficial. Quizás marque una nueva época. Bueno, y la representación española está claro que no puso demasiado interés, se esperaba poco de ella, y así fue. Un abrazote, Al.

    ResponderEliminar

deja tus oraciones y plegarias

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails
Se ha producido un error en este gadget.