jueves, 16 de junio de 2016

Haciendo camino al andar... Santiago de Compostela, Parte 2.

Luego de esa fiesta bohemia y unirme al crew de ADEGA, Asociación de Defensa Ecológica de Galicia me fundí en ese ambiente maravilloso del voluntariado.

No recuerdo los días exactos pero más o menos pasaría en Galicia unas 2 semanas al rededor de los idus de marzo, el clima en Santiago es lluvioso, pero, por las tardes sobre todo  tuvimos atardeceres de ensueño, los montes verdes gallegos con sus pinares y sus cielos azules nunca ausentes de nubes ofrecían unas puestas de sol fabulosas.

Mis compañeros en la labor de ir a limpiar las playas de Galicia del feroz fuel eran alrededor de unas 15 personas, no recuerdo hoy día el nombre de todos, pero si algunos que me fueron significativos.

Inma era una delicia, siempre sonriente, esa sonrisa amplia que con sus dientes ligeramente separados todavía se hacia más amplia, era de cabello ondulado, blanca, de cuerpo de mujer rotunda y siempre trataba de ayudar a todos un sol, una mano, un abrazo.

Santiago  primero, con look de Cristo del Cachorro,  era en verdad un ser abierto, siempre con su guitarra en mano, y luchador social, recuerdolo con su camisa de Nunca Mais.

Santiago 2 era más trendy, me recordaba un poco físicamente a uno Bertin Osborne, ojos verdes, alto bien parecido, siempre con suéteres  que lo hacían ver muy serio y un cabello caoba con reflejos dorados

Antonio era un personaje como de novela de Saramago, un ser portugués hasta las cachas y sobre todo de una madera única, era un hombre de un pasado difícil, fue soldado  de joven en Angola y otros territorios portugueses coloniales, supongo que a sus 70 años había vistó mucha sangre, y había cometido muchos errores, pues parecía expiar sus pecados, llegó en bicicleta a Santiago, decía ter hijos y nietos y vivir en la Palma de Gran Canaria, era un hombre sabio... y parecía estar siempre enojado a manera de cascarrabias aunque profundamente  bondadoso, según el era un tipo de fraile que vivía una vida dedicada a peregrinar, había llegado de la Palma  para hacer su camino a los santuarios más sagrados, siempre en su bici, primero de Sevilla a Fátima, luego de Fátima a Lourdes, de Lourdes a Roma y de regreso a Lourdes de nuevo y hacer el camino de Santiago, a su edad tenía serios problemas de corazón, y le faltaba un pulmón, aún así no recuerdo ver una espalda da esas dimensiones, era músculo puro magro puro.

Cristine era danesa, con un cabello rojo intenso, casi borgoña, era sonriente y bellísima y vivía en barrio hippy de Cristania en Copenague, un alma libre que además cantaba como la mismísima Cristina Aguilera...neta así.

Carlos era un rebelde sin causa, había ido varias veces a Cuba y era de esas almas socialistas puras, es decir, no veía la política, si no el bienestar de los otros siempre alegre y con tipo macarra, como buen tío de Vallecas decía.

Sandra y su amiga eran catalanas, y ahí una vez más supe que el catalanismo  excluye a los demás, a pesar de ser 2 chicas fantásticas aunque siempre se quejaba de lo cara de la vida en Cataluña y en vez de ayudar parecía iban a defenderse de algo, cuando nadie las atacaba, todos comiamos juntos, cantabamos y ellas siempre hablaban en catalán  junto a todos, aún Cristine y otros  extranjeros que a pesar de no hablan bien castellano hacían su máximo esfuerzo por comunicarse, además dicho sea de paso, nos parecía de pésima educación.

Hubo otros personajes, muchos apenas si duraron un par de días  un un fin de semana, pero todos contribuyeron a limpiar tantas playas como nos fue posible, recuerdo la Murxia, Finisterre y otras más de Costa da Morte, con sus parques olicos, sus riscos, y esas playas, las más bonitas del Atlántico Norte.



                                                                                                                                                                                                                                            



No hay comentarios:

Publicar un comentario

deja tus oraciones y plegarias

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails
Se ha producido un error en este gadget.