sábado, 13 de febrero de 2016

Día 6 Descanso por aires y vientos.

La verdad es que el viernes, en ves de seguir con nuestra voragine decidimos descansar, desayunamos, yo pase una muy mala noche por un anciano estadounidense que llego al hostal y una chica australiana enferma y una amiga suya que lloró toda la noche.

Fue día de quinta avenida, de plazas, de carnaval y bueno de hacer algunas compras, de visitar el mar, el muelle de ver el poder de la naturaleza en su esplendor, los cielos grises y el mar tan azul, tan profundo, tan esplendido.

Todo viaje tiene un día meseta, un día de descanso, de parentesis, y si Di-s creo el mundo en 6 días y al sexto descanso, así yo, me dedique más dormir y ahí vivir con paz las horas de la jornada.

Dato curioso, en Playa del Carmen la comunidad judía es muy abundante, y llama la atención su rito del Sabath, que justo comenzó el viernes al ocultarse el sol.

Por la noche, las comparsas hicieron por las calles de la ciudad presencia, llenando de alegría, colorido y fiesta.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

deja tus oraciones y plegarias

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails
Se ha producido un error en este gadget.