jueves, 11 de febrero de 2016

Día 5, De cenotes y playas, Cenote Azul-Akumal

La verdad es que ya para el día 5 Bembin se sintió mucho, mucho mejor, por lo cual optamos por ir a uno de nuestros objetivos, un cenote, porque ir a la península y buscar cenotes pues como ir a Tequila  y no probar la bebida nacional por excelencia.

La verdad es que llegamos al cenote indicado, se llama Azul y está camino a Tulum a unos 30 minutos de Playa del Carmen y además  ahí hay otros 2 que también puedes visitar, en el caso del nuestro, en realidad se  trato de un sistema de cenotes abiertos, es decir al aire libre no en cuevas.

Ahí estuvimos varias horas, nos divertimos, vimos un montón de extranjeros buenas tardes y claro comimos algo y nos metimos a nadar, o bueno a intentar hacerlo, también algunos muy atrevidos se lanzaban a la fosa, que en un punto alcanzaba los 6 o 7 metros de profundidad.

La experiencia de estar en lugar mágico, rebosante vida, lleno de vegetación dónde probablemente los mayas se bañaban o hacían pesca  la verdad es una experiencia inigualable, en mi viaje pasado el cenote al que fui era subterráneo, y más frío, en esta ocasión lo disfruté más.

Luego de la experiencia pues de las gélidas aguas del cenote optamos por ir a Akumal a tan solo unos kilómetros, un lugar mágico.

Antes de Cancún existiera Akumal ya era un centro turístico, y originalmente sería un mega desarrollo, pero debido a los mosquitos de los humedales cercanos y su emplazamiento lejos de Mérida  ha conservado su naturaleza como microdestino, y ello le ha permito salvaguardar su costa, sus arrecifes y sus muchos encantos, la verdad de todo el viaje fue mi lugar favorito.

Por desgracia algunas empresas quieren privatizar el acceso a la playa, con esto ni los pobladores de Akumal ni los mexicanos podrían entrar,  nota histórica es que ahí comenzó la historia del mestizaje en América pues el primer español que se mezcló con una indígena luego de naufragar  en su arrecife  se quedo a vivir ahí y tuvo hijos con una mujer Maya de la localidad.

Uno de sus grandes atractivos es poder nadar con las tortugas y explorar sus lagunas y arrecifes...

Tras varias horas regresamos a Playa del Carmen, y justo ese día conocí al buen Serge en el Starbucks, además de explorar con gusto el CARNAVAL De playa del Carmen 2016.






2 comentarios:

  1. amo los cenotes jejeje, algun dia me recorrere todo, oh si! padres imagenes..y shin! tan lejos y tan cerca alvariux.
    beshos

    ResponderEliminar

deja tus oraciones y plegarias

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails
Se ha producido un error en este gadget.