domingo, 3 de enero de 2016

Cosas que nunca cambian... no me gusta saludar.

Siempre me regañaban de niño porque no me gusta saludar, o no miraba a la gente, hay cosas que nunca cambian, me gustaría llegar a un lugar e insertarme ahí sin el saludo o la despedida o solo decir  HOLA general y ADIOS general.

Se puede decir o pensar que soy maleducado, y lo siento mucho, en verdad, pero soy ciertamente huraño,  a veces me gustaría ser invisible, solo pasar completamente desapercibido y mientras observo y describo la realidad... porque no lo sé?, supongo debe ser un miedo, de esos que arrastramos como un costal toda la vida.

Ese miedo a saludar, no sé de dónde viene, pero me cuesta desde siempre conversar con gente que no conozco, no se que decir, o que hacer, soy malo para los protocolos, tal vez miedo a salir herido, algún trastorno de vulnerabilidad.

En especial me ocurre en fiestas grandes, en velaciones y en eventos laborales, prefiero estar en petit comité... dice la definición de huraño: Que rehuye el trato de otras personas y rechaza las atenciones y muestras de cariño.

Lo cierto es que este año 2016, he decido abrirme a esas muestras de afecto, de calidez y de proximidad, sonreir más, pensar menos, estrechar más manos, abrazar más fuerte, mirar más a los ojos, escuchar, hablar menos, SER y no tener, ESTAR más presente, ser REAL... y como diría la Agrado, uno es más auténtico entre más se parece a lo que soñado de si mismo.

Y tú que cambiaras?




2 comentarios:

  1. ciertamente soy como tu, todo huraño, odio las reuniones y generalmente rechazo muchas cosas, creo que igual que tu me gustaria abrirme un poco mas.

    ResponderEliminar
  2. A mí me pasa eso en algunas situaciones o en algunos lugares en los que me siento extraño, Al. Supongo que forma parte del miedo natural a lo desconocido, a lo que no podemos controlar. Yo quisiera saber controlar mi lengua cuando voy pensando, muchos pueden creer que soy un chiflado que habla solo, aunque en realidad es que pienso en voz alta. He leído por ahí que eso es síntoma de buena salud mental, pero a veces hay gente se ríe a mis espaldas y supongo que es algo que hay que evitar. Tendré que ponerme un esparadrapo en la boca, jeje. Besos, Álvaro, y que tengas un muy Feliz Año Nuevo.

    ResponderEliminar

deja tus oraciones y plegarias

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails
Se ha producido un error en este gadget.