lunes, 26 de octubre de 2015

Lo que el viento no se llevo... Sobreviviendo a Patricia.

El viernes por la tarde y noche los jaliscienses vivimos una de esas historias memorables, como cuando nevó en Guadalajara y en este caso vivir la experiencia de  sentir el paso del huracán más grande del cual haya registro, uno categoría 5, este ciclón tropical alcanzo vientos superiores a los 360 kilómetros por hora y su nombre Patricia quedará en los anales de la historia de esta región.

Patricia entró a territorio nacional en medio de la costa de Jalisco, entre Puerto Vallarta y San Patricio Melaque en zona despoblada y además con el imponente y casi inexprugnable escudo de la Sierra Madre del Sur que protegieron a las poblaciones tierra adentro, sí el meteoro hubiera entrado por la bahía de Banderas o el Puerto de Manzanillo el saldo hubiese sido mucho más severo.

Patricia además fue un  huracán muy mediático, lo vivimos intensamente en las redes sociales y tuvo su dosis de política pues todos los ordenes de gobierno hicieron una exhaustiva propaganda, y  hubo una gran labor de concientización y coordinación de protección civil para evitar muertes, y aunque hubo grandes afectaciones GRACIAS A DIOS  no fue tan tremendo como se esperaba.

Lo que el viento no se llevo fue el espíritu de resilencia de los MEXICANOS que siempre nos unimos entorno al desastre.

En mi caso trabaje viernes y sábado, anduve literalmente entre el viento y la lluvia en las colonias, visitando a los más vulnerables, y la verdad muchos han querido "rebajar el meteoro" o decir que fue un asunto político, pero para las personas que viven en la extrema pobreza un huracán, o una fuerte tormenta puede ser un gran desastre, no es lo mismo vivir en una casa hecha con materiales y que cuenta con todos los servicios que en un cuarto con laminas de cartón o asbesto.

La verdad en mi chamba TODO EL MUNDO, le echo ganas, todos nos unimos y trabajamos desde mil temprano hasta muy noche, hombro con hombro y mano con mano para que los ciudadanos estuvieran seguros.

PATRICIA gracias.


2 comentarios:

  1. Wow, qué bueno Álvaro que, a pesar del peligro, Patricia no ha sido tan devastadora. Esta historia que nos cuentas me hace pensar en muchas cosas, incluso en la fuerza de la conciencia colectica frente al poder de las fuerzas de la naturaleza. No solemos ser conscientes de ello. Como bien dices, todo un acontecimiento histórico. Besos, Al.

    ResponderEliminar
  2. menos mal que no fue tan devastador alvarito, esta re-harto preocupado por usted que es mi amigo que mas cerca lo estaba viviendo. y rezaba un chingo . ahora a seguir adelante con ese espritu de ayuda.
    te mando besos

    ResponderEliminar

deja tus oraciones y plegarias

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails
Se ha producido un error en este gadget.