sábado, 8 de agosto de 2015

Las lecciones de la sala de espera.

Hoy platicaba con mi mama de la Catástrofe... porque a pesar de que YO la viví, ella siempre se queja y me lo recuerda, para que no lo olvide, en ese sentido yo creo que como dice María Felix... para poder seguir viviendo hay que olvidar, en cambio ella le gusta sentir o más bien resentir...

Una de las cosas que yo le decía es que cuando uno está punto de morir y se recupera y sale adelante.. entiende que la ÚNICA misión de la vida es ser FELIZ o TRISTE o etc. etc. pero vivir cada día pensando que puede ser el último, eso no indica abandonarse, pero tampoco uno debe vivir guardándose para el futuro, como si hubiese una poliza de seguro de este. La vida de sacrificio y trabajo es muy loable, pero vivir para otros, quedarte sin realizar tus sueños, tus deseos, tus apetitos más íntimos es creo como no vivir, como la gente que vive siempre a dieta, está padre comer sano, pero me parece patetico desear comerte un helado y no hacerlo, total, te lo comes una vez y ya, hasta se te quita la obsesión.

Creo que algo que SI me ayuda es ir a la "sala de espera" en el seguro...porque Marisela nuestra trabajadora social es una VIP, nos tiene un grupo de amistad, dónde durante la espera de la consulta o de la receta te  da consejos y compartimos nuestras historias, hoy un cuate estable preocupado y triste... y bueno llegue "efervecente" y chispiante, y bueno después de mi experiencia y algunas cosas que charlamos le cambio la cara.

En ese lugar he conocido 2 clases de personas, que son muy fáciles de identificar, los quejumbre y los échele chingadazos, los primeros siempre piensan ..porque a mi, que hecho para merecer esto,  no mejoro, estoy solo y así estoy bien, le hablan mal a la enfermera, a la que da las citas y bueno  los comprendo, perooo victimarse, odiarse por equivocarse, sentirse engañados, o  mala ondearse no sirve de mucho.

Pero... los casos de éxito también tienen un común denominador... se dejan querer, son positivos, quieren recuperarse, siguen con SUS VIDAS sin detenerse a sufrir, y son pro activos, en especial las mujeres, socializan, y bueno la verdad es que yo procuro ser de los segundos, y bueno también me han servido consejos y vidas, para saber que hacer y que no,  quizá yo este mal, peo en el pasado muchas veces me di por vencido y renuncié, de manera que ahora no me apetece eso, creo en mi y me siento invulnerable, no porque lo sea, pero a veces  hay que creérselo, la enfermedad comienza siempre en la mente, siempre desde el sentimiento.

La verdad hoy fue un gran día... excepto porque machuque en el gym y me pasé de huevos con el ejercicio y me hice 8 moretones que parecen tremendos chupetes. Y lo peor si voy a la playa se me notaran. tendré que  burka el resto de mi vida...jujujuju. en fin.


1 comentario:

  1. Entiendo que sea loable pasar tu vida trabajando y viendo or el vienestar de los demás pero creo jamás debemos abandonar nuestros sueños, sino que caso tiene la vida, solo jugar un juego corporativo y trabajar hasta hacernos viejos?
    No lo creo y no lo quiero.
    Te mando un abrazo Álvaro

    ResponderEliminar

deja tus oraciones y plegarias

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails
Se ha producido un error en este gadget.