lunes, 31 de agosto de 2015

Amor y Letras... Hoy en Dios me habla en las películas.

Amor y letras (liberal arts) ya es un título  que promete, pero cuando uno ve está  cinta un domingo de madrugada, luego del trajín de un día largo, y llueve a tu alrededor  como si el el cielo estuviera desconsolado y derrama todas las lagrimas juntas, el resultado es una peli que te toca el alma, te la acaricia y por momentos te la abofetea.

Se trata de la historia de un profesor de literatura que vuelve a su universidad a "enseñar" y termina aprendiendo, sin duda plantea la diferencia vital entre CRECER y ENVEJECER.

La peli se desarrolla en 4 generaciones de personajes, cada uno vive el Amor y la Literatura como un lenguaje unido, pero distante a vece, cada uno tiene ese perspectiva única que da cada momento en la vida.

*Una joven universitaria enamorada de su profesor treintañero.

* Un profe adulto contemporáneo que busca estabilizarse, madurar, hacerse de un futuro.

* Una profesor adulta cougar, una eminencia profesional  con la amargura y desencanto.

* Un profesor jubilado que recapitula sus victorias y fracasos y busca acirse al presente.

Josh Radnor, Elizabeth Olsen, Richard Jenkings y Alison Haley  construyen está cinta, cada uno con brillantes actuaciones, y diálogos que retratan Nueva York, y lavida universitaria norteamericana, los tabus, los cliches y el mundo del AMOR y el romance desde un perspectiva muy poco cursi y diría yo, por momentos sublimes.

Josh Radnor además de ser el actor principal dirige este largometraje Indie después de  su opera prima, ambas muy  bien acogidas por la critica, aunque está comedia romántica y de corte menos intimo a logrado conquistar a las audiencias y provocado que muchos se enamoren de su estilo narrativo (entre ellos yo).

La cinta cuenta con frases demoledoras, tipo Jorge Bucay que de verdad se meten entre los huesos y te hacen repensar todo lo sabías o no sobre la vida y sobre el amor.

Aquí algunas de ellas que demuestra que DIOS ME HABLA EN LAS PELICULAS:

“Aquél que multiplica sus conocimientos… Multiplica su dolor” -Eclesiastés 1:18.
Ya no es mi trabajo el hacerte sentir bien contigo mismo.
Creo que me encanta lo aterrador que es… y como es que tienes que decir “sí” a todo.
Es la única regla de improvisación. Nunca puedes decir “no”. Tienes que decir “sí”.
Todo en la vida es básicamente improvisado. No hay guión; estamos inventando mientras avanzamos.
La gente se levanta y dice cosas maravillosas sobre ti. Me quedo pensando: “¿De quién demonios están hablando?”
Tengan buenos pensamientos sobre mí cuando me vaya… si pueden.
No digas no. La fortuna nunca le sonríe a aquellos que dicen no.
Te traería una cerveza, pero el alcohol es para tontos.
El cambio nunca es fácil.
¿Has notado cómo todos aquí hablan con hipérboles salvajes? Todo es lo mejor; “Él es el mejor profesor” o “Ésta es la mejor hamburguesa del planeta” como si hubieran probado todas las variedades de profesores y hamburguesas, lo cual, como sabes, es logísticamente imposible.
Dice que el propósito de la ficción era combatir la soledad.
Pasar casi todo tu tiempo con un libro de 1,100 páginas suele arruinar tu vida social.
Soledad, simultáneamente aumenta y disminuye.
Me caen mejor cuando no actúan tanto como papás… lo cual es como el 1% del tiempo.
Decidí tratar a mis papás como si estuvieran borrachos. Siempre que dicen algo irritante u ofensivo me digo: “No me puedo enojar con ellos. Están borrachos. No es su culpa”. ¿Por qué debo tomar consejos de borrachos?
A nadie le gustan las citas. Todos son tan casuales sobre todo.
Supongo que hay una parte de mí que es un poco anticuada.
Creo que una de las cosas que más amé de estar aquí; era el sentimiento de que cualquier cosa era posible.
Entiendo todo el argumento de “somos iguales” y es algo cierto, pero también no es cierto.
- ¿Estás diciendo que todo es una porquería? ¿Me debo preparar para las porquerías?
– No, la educación en artes liberales resuelve tus problemas.
He descubierto que si reemplazas el claxon y los gritos escuchando Schubert o Telemann la ciudad se vuelve insoportablemente hermosa.
Después de una furia poco disfrazada de ambas partes es como si la música hubiera mediado una tregua.
La ópera lidia con una lucha entre un amor sagrado y profano, el cual es la única lucha que existe.
Espero que te hayas enamorado de la pieza de Cosi Fan Tutte. Siento que cuando la escucho, por alguna razón todos se vuelven al instante más atractivos.
Me preocupa que mi sistema nervioso esté mal equipado para contener tan inmenso sentimiento.
Intenta no pensar demasiado las cosas.
No puedo evitar el hecho de que estoy como agresivamente infeliz aquí.
Crees que está bien odiar cosas.
Habla de lo que amas y quédate callado acerca de lo que no.
Tuve que ser claro conmigo mismo de que a pesar de que estoy rodeado de muchachos de 19 años y que me siento de 19… ya no tengo 19.
Nadie se siente como un adulto. Es el secreto sucio del mundo.
Emociónate oruga, es hora de convertirte en mariposa.
No hay razón para tener miedo, porque todo está bien.
Hacía mucho que no me sentía así por alguien y me gusta.
La edad es algo estúpido con lo que obsesionarse.
¿Qué si la realidad es toda una ilusión? Y no hay consecuencias ni nada, no tenemos responsabilidades.
La culpa antes de actuar se llama moralidad.
Básicamente no quieres acostarte conmigo porque te gusto y me respetas demasiado.
No puedo decir que sí a todo.
“Búrlate, búrlate. Todo es en vano, tiras arena contra el viento y el viento te la sopla de regreso”. –Blake.
Sólo porque nos acostamos, no asumas que de pronto somos mejores amigos.
A diferencia de ti, no soy de la generación de: “Déjame decirte cada detalle sórdido y espantoso de mi vida”.
Valoro la discreción y odio la autocompasión.
Mi consejo para ti es esté: Pon una armadura alrededor de tu corazoncito empalagoso.
Si mi corazón es empalagoso, tú eres parcialmente responsable por eso.
Sigo esperando sentirme más firme de algún modo.
Cualquier lugar del que no sales es una prisión.
Cualquier cosa estúpida que hice fue por confusión y no por malicia.
Es una especie de tributo decir que alguien 16 años menor que yo me ayudó finalmente a empezar a actuar conforme mi edad.
Amo los árboles porque nos dieron libros.
Empecé a sentir como que... leyendo sobre la vida, estaba quitándome tiempo de vivir la vida.
No seas un genio que se muere joven, sé uno que se muere viejo.
Ser viejo está bien; crecer y morir viejo… Es mucho mejor.
Algunos días son como un regalo y otros días son fregaderas.
Tengo un punto débil para los buenos lectores. Es difícil encontrarlos hoy en día.
A veces, siento que me estoy viendo… como si hubiera un yo más viejo y sabio cuidando a está brusca versión de 19 años que está llena de potencial pero que tiene que vivir más para alcanzar a ese otro yo.
Creo que hacerse viejo puede ser muy lindo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

deja tus oraciones y plegarias

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails
Se ha producido un error en este gadget.