miércoles, 22 de julio de 2015

Desde la profundidad

Hoy tuve una charla intensa, INTENSA por decir lo menos, que me dejo muchos temas dando vuelto por la cabeza.

De entrada diré que se acerca un tiempo de renovación en mi vida, una nueva etapa laboral incierta y las conversaciones en ese entorno son a veces muy ilustrativas de lo que sucede alrededor a ti y como te perciben los demás.

Estas semanas sin Bembin han sido muy raras, no me he sentido mal, ni bien especialmente y he hablado con el todos los días, sin embargo su ausencia sin duda me ha devuelto unos años atrás, como en la época que iniciaba este blog y vivía en medio de un limbo, sin mucha dirección, con una soledad cotidiana y dejándome llevar por los causes hedonistas, placer para no sentir el dolor. Siempre hace falta alguien con quién compartir victorias y derrotas.

Una de las charlas que me adentró en caminos complejos, oscuros y casi borrados para mi, me hizo recordar de nuevo algo que he tratado de olvidar desde la catástrofe, o por lo menos no tener tan presente aunque debiera ser algo que no debemos dejar de lado... HOY PUEDE SER EL ÚLTIMO DÍA DE TU VIDA.

Solo cuando se ha conocido lo más negro y se ha estado al borde de la propia destrucción y la muerte se puede valorar la Luz y el valor de cada segundo de la VIDA, conoces y reconoces la delgada y tenue línea que marca la frontera entre la salud y la enfermedad, entre el sin retorno y la esperanza.

La charla también me fue ilustrativa respecto a  que no podemos caerle bien a todos y es más debemos incluso valorar el caer mal a algunos pues eso demuestra que vamos en camino distinto a ellos, sí te  critican, sí te desprecian, sí  te denostan es señal segura que buscas algo distinto a ellos y hay que agradecer el mundo y sus matices, no engancharte, no odiar, no guiarte por la ceguera de muchos cuando la vida me ha enseñado a golpes el abrir los ojos.

Otro punto importante es no juzgar, no desear mal, no buscar venganza, ni herir a quienes sobre todo por ignorancia o falta de amplitud, de visión nos hecho daño.

La vida es una, hay que vivirla, y seguir caminando para convertirnos en la mejor versión de nosotros mismos.




2 comentarios:

  1. Muy profundo tus reflexiones y te entiendo perfecto que bueno que tengas esas pláticas que te sirvan de brújula
    te quiero Alvarito
    besos

    ResponderEliminar
  2. Gracias mi Tigretón favorito de la vida.. pues si hay cosas que hay que recordar.

    ResponderEliminar

deja tus oraciones y plegarias

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails
Se ha producido un error en este gadget.