jueves, 26 de marzo de 2015

Judea en Vivo 2015!

Una de las tradiciones  más añejas del occidente de México es la llamada Judea en Vivo que se realiza cada año en San Martín de las Flores de Abajo en San Pedro Tlaquepaque.

Está se celebrará del 2 al 4 de  Abril en este 2015.

La festividad religiosa que conmemora la pasión, muerte y resurección de Jesús  de Nazareth comenzó en el siglo XIX y hoy día constituye el segundo viacrusis más concurrido del país solo detrás del que año tras año se realiza en el Cerro de la Estrella en Iztapalapa en el Distrito Federal.

Gracias a la ardua labor de difusión y promoción  del Gobierno de Tlaquepaque a cargo de Comunicación Social y las oficinas de Cultura y Turismo se espera que este año bata record de asistencia con más de medio millón de personas.

Este evento constituye una importante fuente  de ingresos para la población con un encanto muy particular, y este 2015 se cumplen 221 años de celebrarse y ya está todo listo para recibir a cientos de miles de personas, desde la logística de seguridad, atención médica, adecuaciones a las vialidades y los comercios lucen  su abasto de agua, víveres y claro  productos típicos de San Martín que debes degustar como lo son su pinole, sus ancas de rana en mole, su pepian y otras delicias de la comida típica.

Recomendaciones:

-Ropa cómoda
-Bloqueador solar
-Niños con algún brasalete o identificación
-Hidratarse bien
-Zapatos cómodos, cerrados
-Precaución para adultos mayores
-Llegar temprano
-Llevar sombrilla, gorra o sombrero.

Todos a la Judea en Vivo 2015!

1 comentario:

  1. Las dos Judeas.

    Arriba del andamio, una cruz,
    Y después
    Tres…
    Una fila de palmeras
    Y cubierto de cartón- piedra.
    Ésa es la Judea
    Del barrio de la Conchita.
    Nadie le igual, todos le imitan.
    Aunque frente a Iztapalapa queda chica.
    Tantos días de colecta,
    En el mercado con una camiseta,
    Tantos días de ensayo, de espera,
    Llega el ´día que anhela ,
    A fuerza de repetir el disco,
    Y el mismo grito,
    Una y otra vez.
    Judea que se engalana con toda presteza,
    Centuriones, nazarenos,
    Joseses, cirineos,
    Verónicas, caballos y un pueblo…
    Y se viste el barrio cual cortejo de fiesta,
    Y cuyo centro es el atrio de la iglesia.
    ¡Oh, Judea del barrio! ¡Oh Judea!

    Más que una manda o tradición
    Tú eres realmente una piedra,
    Quizá no la que no quede
    Aún cuando así lo temas,
    Y pidas cooperación en un pozo
    Y escondas tu alegría en el sollozo.
    ¡Oh. Judea!, Tú eres una piedra.
    Mas no la piedra sobre la cual se edifica la iglesia,
    Sino la piedra que tapa el sepulcro
    Y que ante la Resurrección se muestra ciega,
    La piedra que es cerrojo, piedra sobre piedra
    Piedra que tapa el sepulcro y no rueda,
    Piedra sobre piedra.
    Piedra de cerrojo
    Para el que se postra de hinojos
    Y carga el aloe y la mirra
    Para el cuerpo en agonía.
    Piedra que sólo se pasa, sólo se mira.
    Al espectáculo, mitad tristeza, mal disimulada tristeza,
    Y del barrio marginado, alegría.
    Segundo carnaval, de alegría,
    Coronado por la feria
    La comida, los cohetes, la bebida…
    Y atrás, bien atrás, queda la vida, queda la iglesia
    Y sólo brillan los tarros de cerveza.

    Mas no es así la Judea entre nosotros, no así.
    La Judea en que yo nací.

    Porque existe otra Judea,
    La Judea, que la Judea del barrio ningunea
    Que no recibe el centavo,
    Ni las venias de los de aquí , ni de los de al lado,
    Ni las venias del señor Diputado.
    La Judea de casa, la Judea del Siddur,

    La Judea que recuerda el estado de la esclavitud,

    La Judea
    Que con el corazón espera
    La Resurrección del Señor,

    Y que empezó su jornada en Domingo del Perdón.

    Es la Judea que resplandece,
    La Judea que no teme perderse,
    pues en la promesa de Abraham se establece,

    Y ni se extingue, ni perece,
    Judea que en la iglesia y por la iglesia se fortalece.

    Grande es Judea,
    porque se regocija en la Santa Cena,

    alejada de la gritería y la verbena,
    que hoy dice.- ¡Hosanna oh hijo de David!

    y mañana dirá : -¡Crucifícale! No merece vivir.

    ResponderEliminar

deja tus oraciones y plegarias

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails
Se ha producido un error en este gadget.