lunes, 23 de marzo de 2015

Como Burro en Primavera.

Ya saben que a mi me gusta investigarlo TODO y como dice Robert Tenique mi Alvaropedia sabe o explora muy diferentes  categorías, una de ellas el SEXO, y es que más allá del tópico del morbete el  follisqueo como dicen los españoles, la brincadeira los brasileiros o la cojedera los mexicanos el sexo es motor y un motivo que mueve el mundo. Quizá por eso existen varios refranes o frases de sabiduría popular como esa que versa más mueven un par de tetas que 2 bueyes las carretas y es que en efecto el hombre es capaz de mover el mundo para conseguir copular, eso tiene una base científica, orgánica, el hombre necesita en un "corto" tiempo asegurar que su semen  fertilizará la mayor cantidad de hembras posibles, el macho alfa de la manada es el que logra el mayor "éxito" y aunque las mujeres de hoy en día son muy "modernas" y buscan hombres buenos y sensibles  se sienten atraídas irremediablemente ante patanes mujeriegos, pues biologicamente esa atracción es  la razón de la naturaleza, el "macho" despide feromonas que se encuentran en el sudor, lo que comunmente llamamos QUIMICA..

La razón por la que la frase "Burro en Primavera" es tan popular  en el hemisferio norte del planeta se relaciona a que en el invierno con el frío se suda menos, por lo tanto se secretan menos feromonas y la ropa oculta el rastro olfativo, además de que hoy día existen perfumes, desodorantes y antitranspirantes que poco o nada abonan a esa química.

Pero es un mito? o una realidad que andamos como Burros en Primavera, no se mucho de burros, pero es cierto que con el calor, en el trópico sobre todo sentimos más ganas de copular, las preferencias son claras, el consumo crece al menos un 25 por ciento  en la venta de condones, y hasta el verano en países europeos se elevan las ventas al 50%, lo cual también se relaciona con la dopamina, la serotonina y otras minas y ninas asociadas al ejercicio físico, hacer ejercicio aumenta sensiblemente el deseo, la circulación y la lubricación de articulaciones facilitando el encuentro.

Al parecer los animales también sucumben ante este cambio y el Burro famoso por su descomunal pene y su característico sonido y movimiento evoca esa locura, ese frenesí.

Esto explica porque muchos nacimientos coinciden en los meses de Diciembre Enero, Febrero, Marzo y Abril, al parecer entre más largos sean los días y más luz solar haya  hay más embarazos, de ahí que la primavera es la estación del amor.

También las Festividades contribuyen a la fertilidad, existen los niños de las posadas, o de la navidad, un pico de natalidad ocurre en Septiembre antes del 25.

También esta fertilidad y aumento del deseo sexual se da durante la convalecencia, lo que Pancho llama Urgencia de Vida pues parece que intentamos asegurarnos que la especie siga, antes había muchos hijos póstumos de padres enfermos.

Pero la muerte también es altamente seductora pues las mujeres de una familia aumentan su fertilidad cuando alguien muere, es como si la VIDA quisiera remplazar la VIDA que se fue.

Existe un vínculo “entre el medio físico-químico y la respuesta sexual”. Para la ciencia no existe la casualidad cuando se relaciona a poblaciones de zonas tropicales con una mayor actividad sexual. Por ejemplo, se tiene evidencia de que un clima cálido favorece la primera menstruación, proceso biológico en el que intervienen los estrógenos y progesterona; hormonas involucradas en la reproducción y el deseo sexual.

Aquí un texto ilustrativo:


Más allá de las explicaciones científicas, también se escucha la opinión de la gente. Durante un estudio realizado por Harris Interactive, grupo dedicado a los estudios de mercado on-line, el 28% de los consultados consideró la primavera como la estación del año que es más propicia para el “amor”. Es la misma gente quien expresa que los colores llamativos hacen de la primavera el momento ideal para enamorarse, incluso el 15% de los españoles aceptó ser más vulnerable a Cupido.
Desde antes….
Es en el siglo XIX cuando la ciencia comenzó a interesarse por estudiar los cambios ocurridos en el cerebro cuando las personas se “enamoran”; y uno de los primeros en intentar desentrañar las claves fue Schopenhauer (1788- 1860), quien en su libro El amor, las mujeres y la muerte, propuso que la aparición del enamoramiento podría tener que ver con nuestra propia condición biológica.
Es así como diversos estudios han dado cuenta, por ejemplo, de que el coito es más común en primavera y verano. O en otro realizado en Israel donde se encontró que el 50% de los jóvenes había perdido su virginidad en verano, que es la época del año que más niveles de luz presenta.
Además, Ariel Felipe Kopelowicz, presidente de un grupo dedicado a la fabricación de preservativos, ha aceptado que es en primavera cuando se incrementan las ventas, “hay más consumo de preservativos en un 15% con respecto a otras épocas del año”, afirma. La información ahí está. Pero tal vez para muchas personas no sea suficiente, así que siempre quedará en la percepción. La pregunta es: ¿tú cómo te has sentido?

El grupo MARRANO explica a su estilo muy peculiar lo del burro en Primavera:

5 comentarios:

  1. ahora entiendo por que ahora ando como burro en primavera....iohh iohhh! -i-ohh.

    ajaja

    como siempre bien ilustrqtivo tu post

    ResponderEliminar
  2. Yo creo que sí. De la misma manera que las muertes naturales aumentan en otoño.

    Primavera = Primus vera = Primeros verdores

    Un saludo.

    ResponderEliminar
  3. Pues siento el despertars dentro de mi... Pancho.

    Interesante la etimología no la había analizado Davidsin.

    ResponderEliminar

deja tus oraciones y plegarias

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails
Se ha producido un error en este gadget.