lunes, 27 de octubre de 2014

Flores y muertos.

Pues ya encarrerados en las festividades del Día de Muertos y en concreto en el Festival de Día de Muertos que se llevará acabo en San Pedro Tlaquepaque del 30  de Octubre al 3 de Noviembre con actividades culturales, artísticas y un festín a los sentidos con una deliciosa gastronomía, tamales, dulces, tequilas etc. etc. Hoy escribo un post de las Flores dentro de está conmemoración.

Las Flores. Durante el período del 1 al 2 de noviembre las familias normalmente limpian y decoran las tumbas con coloridas coronas de flores de rosas, girasoles, entre otras, pero principalmente de cempasúchitl, las cuales se cree atraen y guían las almas de los muertos. Casi todos los panteones (cementerios) son visitados.

Los altares de muerto que muestran gran colorido se adornan principalmente con 2 variedades de flores, el Cempasúchitl, que se siembra en el occidente y centro del país y que además tiene propiedas nutricionales muy importantes.

La flor de cempasuchil es símbolo del resplandor del sol, que se consideraba el origen de todo. Cada flor representa una vida, y en el caso del difunto significa que este aún conserva un lugar dentro del Todo, y que no ha sido olvidado por sus amigos y familiares. Curiosamente, en el poblado de Huaquechula, en el estado de Puebla, no se utiliza la flor de cempasuchil, sino que las tumbas se adornan con nube y gladiola.

Tagetes erecta, llamada comúnmente tagete o clavelón de la India, conocida en México como cempasúchil, cempaxóchitl, cempoal (o zempoal), flor de muertos o clavel chino.

El nombre común "cempasúchil" procede de la palabra en náhuatl cempōhualxōchitl, que significa "veinte flor" (de cempohualli= veinte y Xochitl=flor).
Hojas pinnaticompuestas (imparipinnadas).

Capítulos.

Capítulo post-antesis con las escamas subuladas y escábridas en su mitad superior del tipo más largo del vilano de las cipselas, sobresaliendo del involucro pentagonal constituido por una serie única de brácteas parcialmente conadas.

Cipselas sueltas, finamente estriadas longitudinalmente y con el vilano de 2 tipos de escamas: 1-2 largas y escabridas en su mitad superior y otras 2-4 más cortas parcialmente soldadas entre sí y solo dentadas apicalmente.
Una imagen en primer plano de las flores de cempasúchil, formando parte de una ofrenda tradicional mexicana.

Y no fue por nada que los Mexicas la llamaran así, pues cuentan que en Malinalco al morir alguien, los familiares adornaban la tumba con ramos de pequeñas flores amarillas llamadas Tonalxochitl, pues se creía que estas flores poseían la habilidad de guardar en sus corolas el calor de los rayos solares.
Los Mexicas al pasar por el valle de Malinalco adoptaron esta tradición, solo a ellos esa flor les pareció muy sencilla, y con el paso del tiempo transformaron la flor de Tonalxochitl en una flor con más pétalos, hasta que lograron juntar en una sola flor veinte de aquellas pequeñas flores que hallaron en Malinalco.

Su uso en la herbolaria mexicana es desde siempre conocida para aliviar cólicos y contra los parasitos intestinales, como amibas y oxiuros. También se uso en remedios contra la fiebre, la toz y la gripe en general, así como para enfermedades de los ojos.

Sus pigmentos se deben a la presencia de carotenoides, de los cuales el principal es la luteína, la cual se asocia con la prevención del desarrollo de enfermedades oculares propias de la edad como cataratas y degeneración macular, entonces conviene incluir en la dieta alimentos que contenga este colorante natural en vez de colorantes artificiales. los tonos más intensos de color anaranjado de las flores están relacionados con un mayor contenido de carotenoides.

La flor Cordón de obispo  es la otra más popular dentro de las celebraciones que rodean los días de Todos los Santos y de los Difuntos, su nombre se debe a su forma y el color púrpura que tiene, aunque también hay variedades "albinas" de color amarillo.

Sin duda su color "morado en contraste con amarillo-naranja del cempasúcitl le da a las ofrendas de Día de muertos un toque muy especial, el morado es considerado un color de luto, de muerte, de la noche, la luna, mientras el color de Naranja es el nuevo sol, el renacer, la vida, con lo cuál se ven los principios prehispánicos de la dualidad y la relación vida y muerte.






3 comentarios:

  1. que bonita tradicción, tengo varias acuarelas con el cempatsuchil, pero no sabia como se llamaba la flor morada,ni por que era o si era de origen prehispanica o que jaja. gracias por sacarme de la duda, y que interesante contraste, el naranja con el morado.
    como mis calcetines

    ResponderEliminar
  2. lo que uds llaman cordon de avispo aqui la conocemos como cresta de gallo!

    Sabes , antes no entendia la fascinacion que tenian por la muerte, pero luego de leer varias entradas y algunos detalles, he logrado entender.
    Gracias! muchas gracias!

    ResponderEliminar

deja tus oraciones y plegarias

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails
Se ha producido un error en este gadget.