lunes, 27 de octubre de 2014

Anabelle... Hoy Dios no me habla en las pelís, las fuerzas del mal susurran.

Pues en su gustada sección Dios me habla en las películas hoy habraré de Anabelle, aunque, creo que más bien las fuerzas oscuras son las que susurran.

De entrada diré que el genenero del terror me gusta, aunque no es mi favorito, no soy de los que sueña, o de los que tiene pesadillas con ellas, mis pesadilas más bien tienen que ver con otras cosas más mundanas, no con las pelis, creo que ya hay demasiado horror en la existencia humana como para envolverse del que en los cines nos provee dosis, como el caso de Ayotzinapa que supera por mucho cualquier versión hollywodense.

Respecto de Anabelle me arece una BUENA pelí en su genero, logra mantenernos en vilo y tiene asombrosos matices, además de seguir las reglas clásicas y a veces cliches del rubro.

Yo recuerdo una muñeca de mi hermana que en verdad se parece a está Anabelle, de esas muñecas que caen en desgracia y con los años se  vuelven más y más feas, está era de las que los ojos se las cierran y abren, pero, de tan mala suerte que no habrían y cerraban igual, lo cual le confería un matíz sumamente perverso, además que sufrío algunos accidentes...jujujuju, sobre todo con la llegada de mi sobrina.

Creo que es por eso que los muñecos y los muñecas nos causan terror, porque son nuestros vigilantes en la oscuridad de niños, quién no se asusto con algún juguete, más aún como cambiaron de nuevos a viejos, y es que un  juguuete tiene una vida corta en la memoria del infante aunque entrañable, pues cuando te lo compran te hace toda la ilusión del mundo, y luego lo abandonas y juegas con palitos, corcholatas o que se yo, pensando en ello y en la "psicología del juguete" muchos  escritores han hecho historias de terror como en la "venganza" de ese olvido, y es que imaginen si ese objeto tuviese alma, que triste ser adorado y querido con tantísima ilusión lñuego ser guardado en la oscuridad y tirado a la basura.

Y es que en efecto, si le imprimos enegía y cariño a los objetos como sería la de los juguetes?

En el caso de la cinta se vuelve un "conductor" de una fuerza no encarnada, de un  demonio, que busca apoderarse de una alma humana,  no faltan el clásico sacerdote que asusta por si mismo, la familia americana perfecta, y el bebe no nato que habrá de enfrentarse con las  fuerzas oscuras.

Lo único que me cago es que la madre se llama Mía y la hija Lía y el padre Jhon, solo faltaba que apellidaran Smith, un culto a la era perdida de la "golden family" estadounidense.

La actríz que lleva el rol principal es muy bella, muy parecida a Michelle Pffiffer de joven,  de asombroso magnetismo. La quiere la cámara.

La peli es fiel a la visión del director en el Conjuro, a la narrativa y bueno, quizá, lo más interesante es que se ve la criatura demoniaca con la clásica visión de "diablo" cuando a mi me parce más sujerente y de terror la sola mirada prtirbadora de Anabelle.

Respecto a la premisa, la columna vertebral de la cinta es la lucha y el deseo que existen entre las fierzas luminicas y las oscuras, la misión de cada ser humano, la contención de la maldad y el hecho de que las personas más "buenas" son las favoritas del mal.

Si no la han visto vayan, y veánla.


1 comentario:

  1. ey yo tambien la vi! y coincido contigo! aunque ami si me gusta mucho de ver el genero de terror jajaja.
    peli entretenida sin duda.

    y espantosa la mona!

    ResponderEliminar

deja tus oraciones y plegarias

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails
Se ha producido un error en este gadget.