martes, 11 de diciembre de 2012

Y sí todo sale bien


Y sí todo sale bien?  


La importancia de respetar los procesos.


Hoy en la mañana me paso algo chistoso con mi Sra. Madre y es que me hizo enojar porque antes de que terminará de limpiar un espacio ya me estaba regañando y diciéndome cómo hacerlo cosa que en especial me molesta,  se adelanta a los hechos y no me deja hacer las cosas porque yo soy de resultados finales.


Pensaba yo en un ejemplo  muy concreto de uno de mis alumnos, S es un chico al que  llaman “niño problema”  molesta a sus compañeros, reta a los profesores y generalmente  no hace las cosas, o las abandona y entonces uno de los trabajos de este bimestre es el  hacer un modelado humano y  cuando empezamos con el proceso él se vio especialmente  comprometido con ese trabajo, las técnicas  eran varias, cera de Campeche, Alambre fino, Cerámica, Plastilina y la cuestión es que  todos comenzaron  a hacer bajo los procedimientos  que les  explique, algunos con más dificultad o lentitud,  este niño  lo comenzó a hacer al revés el proceso  utilizando sus recursos de  manera muy personal. Sin embargo se desenfoco y comenzó a joder al otro, comenzó más a ver lo que otros hacían que lo que él iba haciendo y escuchaba las críticas de sus amigos… Así no se hace, y lo “pendejeaban”.


Como terminó alterando el orden le deje tarea y lo coloque en un lugar a parte, a que trabajara en un tiempo fuera en otro salón donde no estuviera ni molestando ni siendo molestado por otros.


Haciendo las cosas a su manera, quizá con una técnica muy propia y muy distinta a la de los demás perologró la mejor de las piezas, con una textura única y las mejores proporciones, no estaban ni los distractores, ni tampoco los pendejeadores de manera que su proceso en casa tranquilo y fuera de la crítica y la comparación mejoro el desempeño de  S,  su proceso salió bien… aún cuando pensé sería un desastre y cuando sus compañeros también se lo dijeron.
Y sí todo sale bien?


Y sin  confiamos en que los demás lo harán lo mejor posible con sus recursos si se sienten apoyados y respetados.


Me recordó también un Episodio cuando me la pase arreglando la casa de pe a pa, y aunque al principio parecía que el reacomodo sería nefasto y alguien me  estuvo jode y jode que cosas que tiré harían falta y que si no se que y que si no se k. La verdad es que todo quedo muy bien, y muy ordenado,  es cosa de reacomodar como un cubo de rudbick  antes de juzgar el resultado final.


Yo creo que es un defecto del mexicano, y en general del ser humano piensa en que las cosas van mal, o que sí las cosas o los procesos no son como están escritos no van a funcionar en vez de esperar el resultado, jugamos al adelantado.


Cierto es que a veces  nos decepcionan o que a veces esperamos lo mejor y nos decepcionamos de nuestras propias expectativas, lo importante es tratar de abrir nuestra mente y no esperar resultados, estar atentos y presentes a lo que pasa en cada momento, sin  juzgar, se vale orientar y corregir los procesos pero no juzgarlos de manera incompleta,  concentrarnos más en los resultados que en el método para obtener dichos resultantes. 


Porque la creatividad  se desarrolla en base a esta maravillosa capacidad del ser humano de explorar sin sentirse presionado o atrapado, los grandes genios de la humanidad no son muy diferentes de nosotros, de nuestras capacidades,  lo que los hace diferentes es que ellos fueron ellos,  hicieron sus procesos, sus cosas de manera personal, diferente,  tal vez hubo  cientos de escultores en el renacimiento, maestros en trabajo de la cantera y el mármol pero  Miguel Ángel  se caracterizó por ser único, por ser más que perfecto auténtico, sus composiciones adelantaron al menos 100 años para ubicarse en el barroco y sus técnicas en el fresco de la Sixtína aportaron nuevas teorías sobre la perspectiva y la composición, Miguel Ángel pensó “diferente” no siguió los cánones  obtuvo un fantástico resultado a pesar de las criticas, o los pendejeamientos  y caprichos de Julio II.


Leonardo Da Vinci  sabe que lo más contante es el cambio… y él se adapta a sus posibilidades, sí se necesita un ingeniero militar se vuelve un ingeniero militar, si  se necesita ser poeta en es poeta, a su manera, a su ritmo, a sus formas… cuantos nos casamos con la idea de que somos “algo” y al final descubrimos que  se nos da mejor otra cosa o bien que los demás aprecian más algunos de nuestros dones sobre otros, por ejemplo,  tú crees que eres un buen contador pero la gente aprecia más tu don para cocinar y sí escuchas tu voz interior  quizá dejes tu trabajo en la oficina al que consideras seguro y te entregas con pasión y abres tu restaurant.


“El miedo”  el temor natural es  sin duda  lo que nos impide tomar decisiones y esperar a los resultados de un proceso determinado. Miedo a que nos superen, miedo a dejar de ser “necesarios” miedo  a que las cosas no salgan como nos gustan o como las queremos. ¿Cuántas veces te has molestado porque alguien hace algo a su manera, con su estilo, obtiene un buen resultado y  lo pones a volverlo hacer a tu manera y con tu estilo solo para que las cosas se hagan bien’ es decir bien” significa que las haga como tú.


El miedo al atajo a mi me ocurre tanto con mis alumnos como en mis labores que le tememos al atajo,  porque nos han enseñado que lo que vale la pena se consigue con gran esfuerzo, sufrimiento y  disciplina férrea y nos conflictua cuando alguien llega  y te entrega resultados  saltándose todas las normas  establecidas o   utiliza atajos.

 ¿Sí el resultado es el mismo? ¿Importa el método.? O lo que realmente importa es nuestro y el control de las cosas y de las personas.


¿Nos gusta hacerla de pedo? Esta expresión mexicana enuncie que nos gusta hacer un problema… ¿Cuántas veces  todo va bien y denunciamos el trabajo de alguien más porque no nos gusta como lo hace o porque lo hace y creemos que nos afectará aunque no sea parte de nosotros? Otras veces todo está bien e intrigamos  por una causa que   ni nos atañe,  otras veces más hacemos un problema de carácter irracional por algo que no vale la pena,  como cuando los niños se ponen a discutir y dicen al final un puntito más de lo que tú digas, en general muchos de los problemas de pareja, familiares o amistosos son por esas exageraciones desproporcionadas o a veces abrazamos causas que no  nos corresponden, a veces los implicados se arreglan y tú sigues molesto con la persona que era la “mala”.


Y sí todo sale bien?  Lo has pensado, sí la gente no quiere herirte, sí todo sale  según lo piensas, sí tus sueños no se realizan puedes siempre reinventarte, siempre  hay la posibilidad de cambiar de sueños,  de cambiar hacia adentro,  no digo que sea del todo fácil pues implica un compromiso por ser agradecido y ver lo bueno aunque el mundo se nos caiga a trizas, pero sí es una elección.

2 comentarios:

  1. Algo que aprendi cuando me enseñaron a utilizar los marcadores desing, es que siempre parecía un tremendo desastre, pero al final terminaba con unos diseños que luego muchos me decian ¿como le hiciste?

    mi proceso creativo en ese aspecto, al igual que tu alumno era al revés, empezaba con manchones naranjas amarillos, azules etc etc.
    al final tenia algo totalmente diferente.

    y es que si, cuando tienes a alguien que te esta friegue y friegue, nomas no sale nada jeje

    ResponderEliminar
  2. Parsifalin.. es que justo eso nos pasa juzgamos una parte y no todo el conjunto.

    Los caminos de cada cerebro y las soluciones y procesos de cada individuo son únicos y cuando los estandarizamos matamos su creatividad y sus posibilidades.

    ResponderEliminar

deja tus oraciones y plegarias

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails
Se ha producido un error en este gadget.