domingo, 2 de diciembre de 2012

La Belleza y la Política en México.

Desde la antigüedad la filosofía estudia 2 temas recurrentes, la Belleza y la Política,  pero ¿Qué pasa cuando ellas se juntan?

Ayer 1 de diciembre comenzó una nueva era en la política mexicana la nueve pareja presidencial llega a los Pinos y de entrada fascina los medios y al público ávido de ver el comportamiento de una dupla que es bella y exitosa, la actríz de telenovela y el político pulcro del altiplano.

Surgen también  cuestionamientos interesantes como ¿Son mejores los hombres atractivos para gobernar?¿ la belleza incide en el ejercicio de gobierno? ¿Es un requisito el ser guapo o bella para alcanzar el éxito?

La belleza parece ser un tema frívolo pero no es así, consideramos bello lo sano, lo armonioso, lo que posee cualidades morales y físicas que llenan ciertos canones, de manera que el ser "aceptado" y "apreciado" por nuestra imagen supone un comportamiento distinto a quien ha sufrido el rechazo o el aislamiento por su falta de atractivo.

En México un país mestizo e híbrido aún el color de piel y la clase social es un factor de aceptación y éxito.

Sara Sefchovich en su libro la suerte de la consorte analiza la vida de las primeras damas de la nación desde la época de la colonia a Margarita Zavala destacando a mujeres como Amalia Solorzano por su belleza y capacidad de trabajo y fuerza de voluntad o la complicada y controvertida Carmen Romano, la clase de Paloma Cordero o el ego desmedido de Martha Sahagún, aunque la más bella es sin duda la dama entrante ¿Qué esperar de Angélica Rivera en esta segunda transición democrática?

Sin duda ser actríz en una empresa como Televisa no es fácil, la fábrica de sueños requiere talento, belleza y habilidades comunicativas y sociales, si bien la Rivera no ostenta un título sí ha sabido posicionarse en el gusto del público, una mujer bella que además supo forjar un patrimonio propio y una familia cuando otras muchas  mujeres  actrices han caído en el olvido o la decadencia, Angélica se mantuvo en primera línea por 20 años un logro destacado que muestra  que está hecha de una madera más fuerte que de la que sus críticos mencionan.

Pero en materia de caballeros la cosa es distinta pues medir el atractivo o la belleza de un hombre en el poder es  a veces subjetivo, lo cierto es que los presidentes guapos han destacado como mejores gobernantes véase el siguiente analísis.

Tata Lázaro Cárdenas era un verdadero galán y se destaca como uno de los presidentes más hábiles y más queridos, Manuel Avila Camacho pasa desapercibido mientras Miguel Aleman y Adolfo López Mateos destacan tanto por su atractivo como por el éxito de sus gobiernos en el famoso "milagro mexicano" consecuencia del Plan Marshal y el apoyo de USA a latinoamerica intentando frenar el comunismo la era más prospera de la nación, curiosidad que se alternaron con los cuestionados Adolfo Ruíz Cortines y Díaz Ordaz considerado el presidente más feo y además el  más controvertido por su actuación en la matanza de Tlatelolco, mejor calificado es el golden boy de la época Luis Echeverría y mal calificados por la historia y la estetica fueron López Portillo y Salinas de Gortari considerados poco atractivos y malos gobernantes, en cambio  Miguel  de la Madrid a pesar de la crisis de mediados de los 80´S es considerado un caballero y su gestión como excelente al lograr un pacto de recuperación y Zedillo pasa sin pena ni gloria es considerado un buen presidente en tiempos difíciles, Vicente Fox versus Felipe Calderón representan también  la cara de la personalidad y la belleza pues aunque Fox fue caótico hoy día tiene una mejor imagen como expresidente que la de Calderón acusado de ser asesino, soberbio e iracundo, mientras uno es el ranchero bonachón que no sabe lo que dice o dice lo que piensa Felipe Calderón es el iracible pequeño y mezquino hombre de la nación.

Enrique Peña Nieto es guapo, pulcro, tiene buen gusto y  es además seductor de masas, lo cual no garantiza su éxito pero si ayana el camino del dialogo, pues la buena presencia da más apertura, un margen más amplio para la negociación, pues además es de buenos modos y modales, tiene una actitud que no raya en la soberbia ni tampoco en la modestia o falsa humildad.

Si la tendencia se cumple su carisma y belleza podría catapultarlo a ser un estadista y un buen gobernante, vease por ejemplo jemplos como JFK considerado el presidente más guapo y más querido de USA o Don Juan Carlos Rey de España  el jefe de estado más atractivo de Europa o su hijo Felipe de Borbón.

En fin.


4 comentarios:

  1. Muy interesante este análisis de la belleza en la política. Ser guapo, sin duda es un punto a favor. En la Edad Media europea, cuando había duda entre dos acusados ante un tribunal, la costumbre era condenar al más feo. La belleza conquista sin palabras, y las personas bellas, de entrada, tienen buena acogida, y un candidato con buena imagen siempre parte con ventaja contra sus rivales. Y si esto va acompañado de unos buenos modales y don de gentes, el triunfo es casi seguro, y ahí tenemos el caso de Eva Duarte en Argentina. Aunque otras veces una buena fachada puede resultar un falso reclamo, como pasó con el presidente brasileño Collor de Melo, que entraría por méritos propios en un toptén de presidentes buenorros, jajaja; pero se vio implicado en oscuros casos de corrupción y asesinatos, todo un lobo disfrazado de cordero. En España, el presidente Adolfo Suárez, en los difíciles años de la transición democrática de los 70's, unió a su juventud y su belleza ibérica unos modales exquisitos y una altitud de miras que, sin duda, le convirtieron en uno de los gobernantes mejor valorados de las últimas décadas. Incluso permaneció de pie en el Congreso y plantó cara frente los militares golpistas y sus metralletas en el 81. Todo un caballero. Y viendo la foto de Peña Nieto y su familia, hay que ver qué familia de guapos, jeje. Besos.

    ResponderEliminar
  2. Suárez me gusta he y creo que don Juan Carlos era un tipazo, no ha si la reina que me parece un mupet como la infanta Elena.

    Pues aquí creo que Peña Nieto será en más de 100 años el presidente más guapetón, quiza solo Iturbide, Maximiliano y Fco. y Madero le hacen mella, pero el mexiquense tiene su encanto y en las damas la Rivera es la más guapa.

    ResponderEliminar
  3. Leí una vez que a la gente bonita las cosas se le hacen más sencillas, consiguen trabajo más rápido (eso explica muchas cosas para mi jajajaja) tienen más paciencia con ellos y todos tienden a tratarlos mas amablemente que a un feo (oh dios eso explica mucho! Jajajaja) Pero bueno estan comenzando, habra que darles tiempo! Espero sea la oportunidad del cambio que Mexico necesita.

    ResponderEliminar
  4. Pues a mi la que me cae mejor es la gaviota aunque Carmen Romano debió de ser una mujer muy progress y muy interesante.

    ResponderEliminar

deja tus oraciones y plegarias

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails
Se ha producido un error en este gadget.