viernes, 27 de julio de 2012

Recordando Londres


Londres

La capital britanica es una de las ciudades que por suerte y gracia tengo el honor de conocer., En mis recuerdos al eviocar London me viene 2 palabras lujo y caro.

Mi llegada a la capital britanica fue un sábado muy de mañana pues recuerdo salí de Paris poco despues de media noche directo a Dunkerque y al eurotúnel., Mi primera vista londinense, mi primer recuerdo es Trafalgar Square y de ahí a buscar el templo del arte, sin duda el museo britanico la national galery y el Louvre son 2 de los lugares donde se concentra la mayor parte de belleza en el arte del mundo y justo en la capital de la lluvia y la niebla es donde uno puede admirar obras como los frisos del Partenón o algunos de los tesoros gipcios más importantes, que decir de obras de Rafael, Donattello, Tintoreto, entre muchísimos otros.

Tras pasear muy de matina por Trafalgar el siguiente punto fue el hostal el más caro en mi estancia 25 pounds a 19 pesos hoy 26, incluía un rico desayuno y todo tipo de servicios, fuee un gran lugar a unas cuadras del cebntro de Picadilly en uno de los lugares más cosmopolitas y diversos en el verdadero centro de londres, muy del tamesis y del monumental parlamento y de la abadía de Westminster que tan popular se hizo luego del deceso de Diana.

Ir a la casa de la reina en Buckingham es un extraordinario espectáculo aunque no con nevada y a 1° grado, me toco ver guardias mojados y una ciudad en pleno sábado semidesierta, las frías aceras con sus vientos coloados solo se calmaban al encontrar algún café, algún pub o una comida rapida que en promedio eran unas 10 pounds así fue que comí en Chelsea en lugar de barras de pescado y french fries delicioso, barato y además tome una rica cerveza irlandesa.

Por la tarde noche, volvi al hostal, vi un rato la tele, me bañe y compartí habitación con un chico Istraelí y un Uruguayo, ambos muy amables y salí hacia el barrio de Nothing Hill porque soy fan de la peli homonima y de las compras, la chachara y además al parecer es de las zonas s trendy y accesibles de Londres, el mercado de Porto Bello es un lugar mágico y uno puede encontrar verdaderas gangas aún en la carísima urbe.

Tras regresar al hostal luego de la odisea del día dormí entre placido y friolento, entre ronquido, y campanadas y el Domingo lo inicie yendo a la Torre de Londres, The City y claro el puente de Londres.

Tras recorrer la rivera del tamaesis uno llega al nororiente de la ciudad con su distrito financiero el puente con su impresionante vista y claro la famosa y espeluznante torre de Londres donde vi las joyas de la Corona en uno de los itinerarios del museo, que además tiene su lado espeluznante pues puedes ver donde es que mataron a las esposa de Enrique XVIII, ciomenzando con Ana Bolena, luego tome el metro para ir a los jardines de Kensigston y palacio que fue la residencia de Diana de Gales, la tarde caía y caminé y caminé y caminé llegue de nuevo a picadilly a tomar algo y perderme entre la oferta queer de la zona, por último por la noche fui al barrio que circunda la Catedral de San Pablo y aunque me gusto, me extraño que el centro de Londres poco tiene que ver con la mayor iglesis anlicana.

El día se extinguía, quede de verme en trafalgar Square de nuevo con el tour y de regreso a Paris, una fugaz pero muy productiva y cansada visita a la capital de la niebla, que hasta eso solo me recibió nevada.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

deja tus oraciones y plegarias

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails
Se ha producido un error en este gadget.