lunes, 21 de mayo de 2012

Ansiedad de fin de semana ¿Que hacemos con el descanso?


Hola

La verdad no hay nada más bonito que tener alguien con quién compartir los fines de semana.... jujuju, debería de haber un estudiosociologico(si no es que ya lo hay)sobre la rutina y el fin de semana, sobre las ansiedades y los fenómenos propios de los espacios de esparcimiento y los vacíos de la vida moderna en los adultos contemporaneos.

Al hacer una encuesta sobre este tema entre mis amigos, familiares y personas a llegadas todos coinciden en que el fin de semana en la era moderna es una bendición maldita, los casados que entre semana lídian con el empleo y la rutina se ven rebasados por el fin de semana dedicado a la compra de mandado y despensa, la visita a casa de la suegra, de la mama o el trajin de aguantar all day a los niños, regañar a los adolecentes o lidiar con el tedio que solo se rompe para muchos viendo deportes, como el futbol o la lucha libre, una vida donde se gasta más, se está menos cómodo, más compromiso y menos felicidad, sera por eso que los hombrexs y las mujeres casadas añoran los lunes muchas veces.

Las mujeres solteras sin novio pasan los días y sus noches buscando hombre, su preocupación exacerbada es casi una programación genetica que aflora llegando la pubertad, las mujeres viven una carrera contra el tiempo, contra el reoj biologico y contra la sociedad, contra las inercias y las exigencias de lo que sígnifica ser mujer en latinoamerica viven comptiendo embelleciendose a dieta o deprimidas comiendo y alejandose del ideal resignadas , la búsqueda frenetica o la abSTRACCIÓN FEMENINA ES UNA CARRERA QUE A VECES SE ALTERNA, un camino a la locura y el frenesí, las mujeres compiten como perras rabiosas por los hombres en los bares, las plazas de toros, en los súper mercados, plazas y cafeterías, nadie como Lucía Méndez para explicarlo con esta canción.
Hola

La verdad no hay nada más bonito que tener alguien con quién compartir los fines de semana.... jujuju, debería de haber un estudiosociologico(si no es que ya lo hay)sobre la rutina y el fin de semana, sobre las ansiedades y los fenómenos propios de los espacios de esparcimiento y los vacíos de la vida moderna en los adultos contemporaneos.

Al hacer una encuesta sobre este tema entre mis amigos, familiares y personas a llegadas todos coinciden en que el fin de semana en la era moderna es una bendición maldita, los casados que entre semana lídian con el empleo y la rutina se ven rebasados por el fin de semana dedicado a la compra de mandado y despensa, la visita a casa de la suegra, de la mama o el trajin de aguantar all day a los niños, regañar a los adolecentes o lidiar con el tedio que solo se rompe para muchos viendo deportes, como el futbol o la lucha libre, una vida donde se gasta más, se está menos cómodo, más compromiso y menos felicidad, sera por eso que los hombrexs y las mujeres casadas añoran los lunes muchas veces.

Las mujeres solteras sin novio pasan los días y sus noches buscando hombre, su preocupación exacerbada es casi una programación genetica que aflora llegando la pubertad, las mujeres viven una carrera contra el tiempo, contra el reoj biologico y contra la sociedad, contra las inercias y las exigencias de lo que sígnifica ser mujer en latinoamerica viven comptiendo embelleciendose a dieta o deprimidas comiendo y alejandose del ideal resignadas , la búsqueda frenetica o la abSTRACCIÓN FEMENINA ES UNA CARRERA QUE A VECES SE ALTERNA, un camino a la locura y el frenesí, las mujeres compiten como perras rabiosas por los hombres en los bares, las plazas de toros, en los súper mercados, plazas y cafeterías, nadie como Lucía Méndez para explicarlo con esta canción.


Los hombres solteros procesan los fines como su espacio de gozo, ser hombre soltero heterosexual sin compromisos es creo que el estado más "hedonista" de la vida, yo creo que por eso los hombres cuando se casan se sienten morir, saben y lo saben bien que su era dorada se eclipsa y que nada volverá a ser igual, pasan de ser los reyes de mundo a marionetas del destino y la absoluta necesidad humana de trascendencia a través del matrinonio, por insano, abyecto, tormentoso o infructuposo que este resulte, ahora cargaran con el peso de ser el padre proveedor y la fígura fuerte que para muchos resulta ser un peso demasiado grande y terminan por ser el segundo a bordo, o se resisten al control matrimonial aferrandose a ser el adolcente rebelde si causa o el casanova que termina siendo raboverde, los hombres heteros solteros, juegan, beben, cogen, hacen deporte y se entretienen, son los reyes en casa de su madre, gozan de independencia ecónomica o incluso se pueden dar el lujo de ser parasitos familiares, por desgracia después de los 30´s y más aún de los 40´s tienen que sentar cabeza, afincarse, buscar una buena mujer igual a sus madres y continuar la cadena reproductiva de formas y conductas, por los siglos de los siglos amen, viven sus fines resignados y asinados al sofa, el control remoto y el partido de futbol.

Los gay y las lesbianas operamos de manera un tanto cuanto distinta pero no por ello menos o más adecuada y nutritiva, digamos que nos entregamos en lado lúdico masculino a la vida del edén, del placer y un tanto el exceso saliendo de bares, follando, haciendo comilonas, bebiendo etc. etc. pero con la ávidez de caza reproductiva del lado femenino, encontrar pareja, y el amor aún si este dura solo una hora y es pretexto ideal para el drama y el sin sabor de los lunes, aquí en GDL hay una misa de gays como ya lo había mencionado en San Nicolas de Bari, aunque debería ser San Nicolas de la cruda física y moral que ejemplifica el círculo intrincado de incoherencias y sobrexigencias, viernes antro y cazaría, sábado noche romantica o cazaría, domingo, exceso, cruda, drama, rompimiento, depresión, lunes de pedir piedad y arrepentimiento y vuelve a empezar.

A últimas fechas mis fines de semana con noviete se han convertido en momentos de reflexión, de frenesi sexual, de gusguería divina, de ejercicio y de movimiento, estar en pareja me ha dado una perspectiva un poco de fuera de la avidez y de la ansiedad que tenemos los seres humanos en occidente con respecto a los periodos de ocio y tedio incluso del vicio y de la virtud , de la búsqueda de otro para no estar consigo, saben que es muy bonito que aunque tengo novio somos mejores estando juntos porque estamos con nosotros mismos., En Japón y otras culturas el descanso es un desproposito y la gente vive encaminada a no estar consigo mismo, el ser productivo y hacer es parte de la cultura, no hay espacio hueco en la emoción o para la pasión, es mundo de un incesante proceso y engranaje productivo de momentos nutricios y propicios con episodios un tanto cuanto extraños de fuga, que llegan a parecernos bizarros en estos lares, veáse los argumentos de su animación.

Por otro lado las culturas mediterraneas viven el "Dolce far niente" que se refiere al placer de no hacer nada o hacer lo que se quiere, un break a la obligación y una autoreconpensa no importa que ello nos lleve a veces a unos kiletes de más pero como dice mi tía Niceta que es mejor un buen agarradero que un buen besadero, y la venerable anciana sabe mucho de esas cosas.

Tía Niceta, que a pesar de sus años mantiene una actividad incesante, combate los periodos de "refinada holgazanería" que a todos nos agradan tanto, comiendo lo justo y necesario para no desproporcionarse más de lo que los años desproporcionan los cuerpos. Lo importante es poder disfrutar de un tiempo de holganza más que suficiente para reencontrarse con uno mismo y a ser posible con alguien más, no hay que ser egoístas, creo que en eso consiste el verdadero gozo del descanso.

Aunque, también es cierto que la holganza debe tener fecha de caducidad, que dure justo lo que duran estos calores estivales que nos machacan cuando aprietan, de manera que volver a la rutina es una necesidad como lo es el descanso y como este hay que aprender a disfrutarlo, la rutina también puede ser nuestra amiga, con actitud, fuerza, gracia y un sentido lúdico de la existencia.

3 comentarios:

  1. yo adoro y amo mis fines por que me la paso en la playa leyendo, con la hija y con el novio. aunque si, se extraña la wuilada nocturna jajaja.

    saludos

    ResponderEliminar
  2. alvaro es cierto que los fines de semana se suele ir a visitar a las madres, las suegras etc

    Yo la compra y las visitas las recojo siempre los sabados y si vienen acasa mejor que mejor aunque si vienen mis hermanos con todo smis sobrinos deseo que se vayan un poquito antes.

    Los domingos es especial y tambien tengo rutina aunque sea de mala gana, pero no pierdo mis paseos ni mi hora de lectura ni el sexo con mi pareja a cada hora como nimfomanos.

    Pero si es cierto que aveces deseo que lleguen los lunes

    Un abrazo

    ResponderEliminar
  3. Y es que a veces los fines de semana se dejan para todo aquello que no da tiempo a hacer durante la semana, por culpa del trabajo, y al final ¡terminas más cansado que cuando empezaste el din de semana!

    ResponderEliminar

deja tus oraciones y plegarias

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails
Se ha producido un error en este gadget.