viernes, 19 de septiembre de 2008

cuerpos



Hay un video de kylie Minoge que me gusta mucho, Slow, es justo sobre esa modalidad de cuerpos ardientes acariciendose que les escribo.

Que barbaridad diría la Vero Castro, todos esos chamacos sobandose sus cosas, mira nada más.

La mera verda quien fuera la parejita Kylie y Oliver Martínez no?

Todo esto sale a colasión porque hice un recuento de mis noches, mis tardes y mis mañanas de pasión, más que balconear mi intimidad quisiera motivar que recuerden ustedes la suya, ayer unos amigos me comentaban de la nueva modalidad de ventas por catalogo " tiendita sexual" desde esposas de peluche, dildos, pantaletas y tangas de sabores, dedales, cohetes, geles, aceites, velas, ceras, bombas de vacío etc. etc. etc.

Como será esto que nos hace animales, esta fuerza hormonal y reproductiva que nos hace ser presa del instinto y perder la cabeza, estadistas, políticos, reyes, reinas todos nos dejamos llevar por el deseo, a veces más a veces menos, en ocasiones como Catalina de Medici reprimiendolo hasta matar el calor del vientre, otras como Catalina la grande, devorando todo mozuelo ruso.

En que consistirá eso de los apetitos?, porque creemos que nuestra valía es tan relativa a ser deseados?, o a la negativa o a la accesibilidad para la acción.

Decía yo en otro post que la promiscuidad es un estigma y que la castidad en los tiempos actuales bombardeados por tanto estímulo es más difícil. dejarse llevar por el deseo de poseer y ser poseído es tan valido hoy en día que detenerse en ese deseo lo hace más loable.

La cadencia de los cuerpos, ese calor de la otra piel, ese recorrer con la llema de los dedos los costados, las ingles, el cuello, ese bao sobre la oreja y detras de la nuca, la lengua deslizandose por la columna vertical hasta besar los gluteos y como diría Arjona y un poco más... es volvernos humanos y volvernos fuego hasta incendiarnos.

Y sin embargo este el otro contexto, la enfermedad, la perdida de poder, el sometimiento, la violación, la infidelidad son frenos a las conductas exsacerbadas.

Pareciera que estamos diseñados para fallar, para no resistirnos a los deseos de la entrepierna.

Hace poco Moi decía una frase a una chava que quiero compartir y recordar, Que tantas veces te has sido infiel a tí para que lo sean contigo.

El ser fieles a nosotros mismos ímplica renunciar a compartirnos, a diversificar nuestros gustos y explorar en otros cuerpos?

En la Historia de la humanidad existen periodos muy definidos y alternados, castidad, exceso, castidad, exceso. Imperio romano edad media, renacimiento, absolutismo, en ese tenor les escribo estas letras calientes aunque si he de serles sincero ultimamente abogo por la mesura, la virtud y el dominio del cuerpo vs el instinto.



Alvaro

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails
Se ha producido un error en este gadget.